martes, 29 de octubre de 2013

Costa o no Costa, that is the question


Ya está. Se acabó la primera parte del “Caso Costa”. Yo le pondría un nombre más espectacular tipo “el barco llega a la Costa” (soy un crack poniendo títulos! Jaja) o algo más novelero, tipo “dos amores, dos dolores”.... vamos que me inspiro... podríamos usar eso de “es posible amar a dos mujeres a la vez y no estar loco”.

La cuestión es que Diego Costa ha firmado ante notario que quiere jugar con España. Como no entiendo de estas cosas, ni mucho de leyes, supongo que será algo importante, el decir, hey! Que soy español y quiero poder ser seleccionado. ¿Puedo ir yo a firmar ante notario que quiero nacionalizarme irlandesa y ser parte de su equipo nacional de entrenadores de perros? (sin faltar al respeto, es que no lo entiendo, lo de firmar para ser español y esas cosas.

Total, que ahora empieza la segunda parte: ¿Diego Costa SI o Diego Costa NO? Seguro que tienes tu opinión formada. Seguro. España es un país de seleccionadores, así que todos tenemos nuestra opinión. Los que creen que debería ir a la selección te darán mil y una razones por las que sí, y los que piensan que no debería, te darán las suyas. Todos tendrán la razón y todos te dirán que no tienes ni idea si les llevas la contra.

Me mojo? Por supuesto. Entiendo a los que dicen que sí, Diego Costa está enseñando lo buen jugador que es y lo mucho que puede seguir haciendo. El problema que yo le veo (aparte de su gusto por las rodillas, tobillos y narices ajenas) es la dificultad de cualquier persona (en este caso jugador) para integrarse en un grupo ya hecho y compacto. ¿Alguna vez has llegado a un trabajo, o a un grupo de la universidad que ya llevan tiempo juntos? Cuesta hacerse un hueco. Y si eres pelín problemático, peor que peor.
Además, precisamente en esta época de nuestra selección creo que no es precisamente la posición de delantero la que menos pretendientes tiene. Vale, ahora me podéis decir que Diego Costa es uno de los máximos goleadores ahora de la Liga. Ok, punto para el. Pero tenemos a Soldado, Negredo, Llorente, Michu (uno de los máximos goleadores de la Premier, con lo que cuesta allí marcar y con un equipo de mediado de la tabla para abajo). No me olvido de Torres, del que tengo una opinión un poco polémica, que dejaré para otro día.

¿De verdad necesitamos a Diego Costa? Sinceramente, creo que no. Nos basta y nos sobra con los delanteros que tenemos. Muchos y buenos.

Ahora, me pongo el casco o el plástico de burbujas de aire como en Friends y espero las tortas.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...