martes, 3 de enero de 2012

Bienvenido el 2012

¿Cómo han pasado el cambio de años sus señorías rotativas? 

Recuerden ustedes que los mayas (o eso dicen) pensaban que en el 2012 se acababa el mundo. Así que si ésta ha sido nuestra última Nochevieja, espero que ustedes la hayan pasado como les haya dado la real gana. Si han querido supercotillón, perfecto. Si han querido batamanta, pues también. Que ya no estamos para obligaciones ;). 

Ésta que les escribe comienza el año peleándose con el post desaparecido del Domingo Frívolo. Ya empiezan a pasar cosas raras, en vez del efecto 2000 (¿se acuerdan?), a mi me ha venido el efecto 2012. Que no lo encuentro, vamos. Ni está en borradores, ni está publicado... y después de varios intentos, me da pereza y lo dejo para el Domingo que viene. Que estarán ustedes felices con sus regalos de Reyes y estarán más predispuestos a la frivolidad. 


Pero no se asusten ustedes que no he empezado el año de mala leche, que para eso habrá tiempo - voy al intentar no encarnizarme hasta que pasen los Reyes, a ver si puedo-. La realidad es que he entrado en el Año Nuevo con la firme intención de leer(o ver, o escuchar)  una noticia buena cada día. Aunque tenga que buscarlas debajo de las piedras, se las traeré. Noticias que te reconcilian con el mundo. Que de vez en cuando hay alguna (muy de vez en cuando, pero haberlas, haylas). 

Así que nada más por hoy queridos rotativos, parafraseando a Quino "comencemos el año con una sonrisa que ya vendrá alguien a fastidiarnos". 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...